La educación superior es definitivamente indispensable en nuestro tiempo, y una de las grandes preocupaciones de un padre de familia es responder a este reto por los costos que representa. Nada mejor que poder abrirle las puertas a un hijo, a un brillante porvenir, por eso este seguro educativo le permite a usted garantizar desde hoy la educación de sus hijos ó beneficiarios, despreocupándose de lo que pueda ocurrir con los costos futuros y disfrutando en vida de su desarrollo y éxitos profesionales.

Además de las prestaciones básicas de cualquier seguro educativo con seguro de vida, esta póliza le ofrece:

Acceso de su hijo a las mejores universidades del país hasta máximo 45 SMMLV por semestre en el momento de ingreso a la disciplina académica a la que quiera acceder.
Flexibilidad que le garantiza el pago de 10 semestres, permitiendo hacer pausas y cambios de carrera o universidad.
Estudios de postgrado en Colombia o en el exterior, si no se aplica la totalidad de la cobertura en el pregrado.
Si por alguna razón su hijo no va a la universidad, permite cancelar la póliza y recibir un valor correspondiente al 70% de la prima pagada más un rendimiento anual correspondiente al IPC.
Substitución del beneficiario del programa (hijo) por un miembro cercano de la familia, hasta tercer grado de consanguinidad.


AMPAROS

Fallecimiento
Si el Asegurado fallece con anterioridad a la fecha de vencimiento del contrato, se pagará una renta semestral revalorizable anualmente al IPC durante los años que resten hasta la fecha de vencimiento del contrato. El importe de dicha renta es el que aparece en las Condiciones Particulares del contrato.

Este amparo se otorga sin exclusiones, salvo el suicidio según lo recogido en el numeral 2 de las Condiciones Generales de la presente póliza.

Invalidez Total y Permanente
Mediante el presente amparo se indemnizará al Asegurado con una renta semestral revalorizable anualmente al IPC durante los años que resten hasta la fecha de vencimiento del contrato, cuando éste sea declarado incapacitado, de acuerdo con la siguiente definición: Se entiende por Invalidez Total y Permanente la sufrida por el Asegurado, que haya sido ocasionada como consecuencia de enfermedades, lesiones orgánicas o alteraciones funcionales, que de por vida impidan a la persona desempeñar cualquier tipo de trabajo u ocupación. También se considera como Invalidez Total y Permanente la parálisis permanente completa o de medio cuerpo, la pérdida anatómica o funcional de ambas manos, de ambos pies, de una mano y un pie, la enajenación mental absoluta e incurable y la perdida total e irrecuperable de la visión por ambos ojos.

Dicha incapacidad no podrá ser provocada por el asegurado y deberá persistir por un período continuo no menor de ciento cincuenta (150) días, contados desde la estructuración de la invalidez.

Amparo educativo
Independientemente de la muerte o sobrevivencia del Asegurado, al vencimiento del contrato, se pagará una renta educativa anual, o semestral durante un periodo no superior a cinco (5) años (no necesariamente consecutivos) por concepto de matrícula regular u ordinaria para estudios universitarios de pregrado.

La Compañía reconocerá y pagará la renta educativa una vez el Beneficiario haya sido aceptado por sus propios méritos en el Centro de Enseñanza Universitaria que haya escogido.

Será a cargo del Beneficiario el acreditar y cumplir con los requisitos académicos indispensables para ingresar, permanecer y obtener el título académico en el Centro de Enseñanza Universitaria de su elección.

Designación del tutor
El Tomador deberá designar un Tutor para que, en caso de fallecimiento, ausencia o enajenación mental del primero, represente los intereses del Beneficiario en cualquier trámite o proceso con la Compañía.

El tutor designado no está facultado para cancelar la póliza o realizar un cambio de beneficiario salvo en caso de fallecimiento o incapacidad de éste. Si, en caso de fallecimiento o incapacidad del Tomador y alcanzada la fecha prevista en las condiciones particulares para el inicio del pago de la renta educativa, el Beneficiario declarase su voluntad de no hacer uso del citado amparo, la Compañía le entregará el valor de rescate.

En caso de ausencia o renuncia del tutor se aplicarán las prescripciones legales.

Cambio de beneficiario
Siempre que no haya comenzado a hacerse efectivo la Renta Educativa, el Tomador podrá cambiar el beneficiario designado inicialmente siempre que el nuevo beneficiario tenga alguno de

los siguientes grados de parentesco:

Con el Tomador: hijo, nieto, hermano o sobrino.
Con el anterior beneficiario: hermano, medio hermano,
Hermanastro o primo hermano